Mi Dios es… Paz

Dios ShalomJehová-Shalom

El Señor es paz.

Gedeón edificó allí altar a Jehová y lo llamó Jehová-salom. Este altar permanece hasta hoy en Ofra de los abiezeritas. Jueces 6:24

Gedeón, en un tiempo dificil para el pueblo de Israel, enfrentó a los madianitas. Gedeón era alguien quien se creía poca cosa por que no tenía recursos de ninguna clase. No era de familia importante, era de los más pobres, no tenía contactos importantes y por eso creía que no iba alcanzar lo que Dios le había encomendado.

Gedeón le respondió de nuevo: —Ah, señor mío, ¿con qué salvaré yo a Israel? He aquí que mi familia es pobre en Manasés, y yo soy el menor en la casa de mi padre. Jehová le dijo: —Ciertamente yo estaré contigo, y tú derrotarás a los madianitas como a un solo hombre. Jueces 6:15-16

Dios entonces le habla, como nos habla a nosotros diciendo todos los días y bajo cualquier circunstancia: “No temas, Yo estaré contigo“. Gedeón le cree al Señor y vence tal y como Dios le había dicho que sucedería.

Luego, Gedeón en una expresión de agradecimiento levantó un altar, una adoración de reconocimiento a Dios que respaldó todo para tener paz, por eso lo llamó Jehová-Shalom.

Ahora, hablando en una manera más personal, esta “Paz” que habla la Palabra no es ausencia de conflicto. Esta “Paz” es lo que Dios nos da cuando en Él dependemos y a Él le creemos. Nosotros vivimos en una batalla constante, en una lucha externa y sobretodo interna pero Dios nos dice que tendremos aflicciones pero que confiando en Él tendremos Paz.

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción, pero confiad, yo he vencido al mundo. Juan 16:33

Jesus Es PazNo es una paz que se siente cuando sabemos que tenemos suficiente para esto y aquello, no es una paz que se siente cuando no hay persecución, no es una paz que se siente solo cuando todo anda bien; es una paz que genera cuando confiamos en Dios y en su Palabra, es inexplicable, es esa paz que se siente cuando sabes que Dios es suficiente y que no necesitas más.

Es necesario e importante aclarar, como lo expresa Filipenses 4:7, que en Jesús que podemos tener esa paz porque la realidad es que esa paz tiene nombre propio, Jesús, es el Príncipe de Paz y es más real de lo que te puedes imaginar. Mi Dios es Señor de paz, JEHOVÁ-SHALOM.

Porque un niño nos ha nacido, hijo nos ha sido dado, y el principado sobre su hombro. Se llamará su nombre «Admirable consejero», «Dios fuerte», «Padre eterno», «Príncipe de paz». Isaías 9:6

Cree no importando lo que esté pasando:


Deja tus comentarios aquí. Sígueme en Twitter @zoomhummer


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s